Desde que Mirko Macari  perdió la dirección de La Nación por no pasar la prueba de la blancura UDI-RN y asumió la de El Mostrador, este medio digital anda de tumbo en tumbo. Al parecer  la plata de Hidroaysén exige demasiado a cambio  y ya  no se sabe si lee uno La Segunda o el medio que intentó, alguna vez, ser prensa libre.  La jugada, al mejor estilo de la DINA conque basurearon a la CUT es vergonzosa. Recuerda ese viejo llamado de la derecha a condenar a los trabajadores del cobre, todo eso para convencer a los chilenos, envidiosos y chaqueteros a más de peladores, de que los trabajadores del cobre ganan mucho, demasiado, que se creen los rotos, si son igual que uno,  qué importa que se saquen la cresta trabajando, arriesgando su vida y una menor expectativa de vida, qué ganen como los demás, los  rotos alzados.

Alto ahí, compatriotas, nuestro discurso debiera ser otro: Todos merecemos un pago decente, todos, todos debiéramos ganar como trabajador del cobre y no ellos menos, y no lo tenemos porque los gerentes, en este mundo de hoy, sacan la parte del león jibarizando nuestro ingreso. Amados por los accionistas, esos habitantes del Olimpo que no se manchan los dedos para acabar con las vidas de los pueblos nos convencen por la prensa -que les pertenece- de que debemos estarles agradecidos porque ahora, además, se compraron La Moneda y por supuesto, creerles cuando nos dicen que los trabajadores que intentan vivir como  sus iguales, son malos.

Claro que los dirigentes de la CUt tienen derecho a una buena comida y además, tienen derecho a querellarse contra los del restaurant, que entregaron información privada a un periodista rastrero.   Y recuerden, no es la primera jugada del Mostraidor, también está aquella del financiamiento de Patagonia sin represas, que debiera tener la firma del gerente de Hidroaysén, para ser más sincera.

Y por qué estamos cada día más ciegos? Porque la derecha nos robó la educación fiscal y nos fregó por generaciones con la municipalizada, de manera que no sabemos leer y por ende mucho menos hacerlo entre líneas.  Leer entre líneas, es, por ejemplo, notar  que el bombero héroe que salvó al carabinero golpeado  con un skate es casi seguramente, paco. O milico, basta con verle el corte de pelo. Y claro, estaba probablemente infiltrado…provocando incidentes que después “ensucian” la manifestación, de manera que sólo cumplía con su deber cuando  salvó a su colega después que  los uniformados que conformaban el grupo arrancaron valientemente del sitio del suceso.  

El Mostrador torpedea a la CUTcuando se pelea por el sueldo mínimo y ayuda a sus patrones, que insisten en seguir siendo cada día más ricos pagando a los chilenos cada día menos. Felicitaciones. Recuerdo cuando se creyeron grandes y cerraron sus páginas si no se pagaba por el contenido. Bueno, ahora son parte de la prensa mentirosa y pagan sus propios sueldos, ojalá con menos dificultad que antes, pero les deseo que se les atragante  la comida la próxima vez, por traidores a su profesión, por indignos, por poca cosa y por rascas. 

La vieja doña Derecha

otra vez en el poder

anda toda contrahecha

y ya no sabe qué hacer.

Se olvidó que ya no tiene

al malvadoPinochet

con sus armas y sus tanques

para cuidar el pastel.

Así ocurre que la turba

anda toda alborotada

exigiendo que el gobierno

reparta bien la porotada.

Queremos educación,

buena salud y vivienda

y que de una vez por todas

trabaje el ministro’e hacienda.

Porque hasta ahora los lindos

no hacen otra que seguir

la malhadada recetas

que impone el efemeí.

Es ciertto que la concerta

nos causó gran decepción

con su insistencia mamona

en no alterar la custión.

nos fue dando de a poquito

bien l’aspirina o el aliviol,

postergando como idiota

la imprescindible operación.

Y asi fue que los chilenos

ignorantes y confiados

creyéronse el cuento de hadas

que nos tiene rematados.

Vivimos en las delicias

de un gran reality show

y ni siquiera contamos

con un buen presentador.

Nos cuentan cada lesera

que dan ganas de reír

de no ser porque cuatro años

tendremos que resistir.

Gracias a Dios, compasivo,

que sólo nos van quedando

otros dos años y medio

porque esto no tiene remedio.

A cuidar las elecciones

porqu’estos tienen posgrado

en chamullos y mentiras

y a golpes nos han tratado,

con la ayuda de sus diarios,

sus canales y lacayos

quieren quitarles derechos

a los bravos que han marchado

exigiendo ya los cambios,

que se acabe el estropicio

que las empresas están haciendo

en Aysén o en Alto Hospicio.

Y los pacos, qué vergüenza

qu continúan enturbiando

el aire de la alameda

con sus falsos anarquistas

poniendo cara de tontos

por no seguirlers la pista.

Bien sabemos que son muchos

los que vienen a joder

sacándose el uniforme

verde o gris que da el poder

así que mejor llamemos

al jefe de la sofofa

única y gran causante

de estos actos de baja estofa.

Que paguen ellos los gastos,

los rotos y los destrozos,

total pa’ eso se ahorran

millones con los despojos

de los sueldos que nos pagan

como si fuéramos piojos.

Dicen que’l ilustre huésped

ya se ha ido muy temprano

para seguir sus afanes

en otro país americano.

Más yo quiero recordar

de’sta  visita apurada

la de su gentil esposa

a una escuela encumbrada.

Fuerza,  les pidió a los niños,

hay que salir adelante,

yo misma soy buen ejemplo

de qu’el mundo no es el de antes.

No sólo he nacido negra

sino que casi fui pobre

y me eduqu’é con esfuerzo

y gran amor de mis padres.

Todos los niños oyentes

habrían querido creer

que de una pobre comuna

éxito iban a tener.

Sólo que aquí, dijo uno,

las cosas son diferentes

y vean de dónde saca

el mandatario su gente.

Todos salieron de arriba

las condes o vitacura,

y no han sabido sus vidas

de peripecias oscuras.

Si bien  pobres nunca fueron

es casi seguro qu’ ellos

salieron a estudiar becados

a países extranjeros

y yo antes de conseguirlo

es seguro que me muero

que aquí las becas se otorgan

por amistad y acomodo.

A duras penas un puesto

agarraré sin pituto

y mis jefes, sus amigos,

me explotarán sin disgusto.

Entre Piñera y Obama

hay un mundo de distancia

aunque los dos hayan ido

a l’universidad de Harvard.

Uno era hijo de papá

y arrejuntó mucha plata,

tanta que lo que tenía

ya le parecía nada.

Por eso y n’otro motivo

quiso comerciar entonces

con todo lo más festivo,

las reverencias y honores.

El otro fue presidente

sólo porque estados unidos

de todos los importantes

es el que sufre machismo

y ni loco iba a votar

por una mujer tan fuerte

como la Hillary Clinton,

esposa de un inconsciente

que la humilló sin verguenza

delante de toda la gente

del imperio y sus satélites

y aún los que no lo quieren.

Cada gobierno recibe

a su propio visitante

aunque este haya creído

que nunca sucedió antes.

A ver si en cien años más

el nuestro nació en Los Vilos

y consiguió lo que tiene

sin trampas y sin truquitos

y s’educó en un liceo

d’esos que no son p’a ricos.

Yo sueño  que lo consiga

sólo con la inteligencia

que es tesoro de los bravos

y no hace uso de delitos

pa’ qu’estemos orgullosos

en este país bendito.

De galán o de villano

apareció en la pantalla

parecía muy buen chato

y algo bueno p’a la talla,

pero apenas de ministro

resultó que lo segundo

le quedaba mejor puesto

y eso lo vio todo el mundo.

Despidió al quince por ciento

so pretexto de recortes

y al preguntar por la causa

respondió sin hacer pausa:

es que estoy necesitando

lo que hoy me he ahorrado

para pagar la oficina

de mis sueños alocados;

quiero una alfombra escarlata

que cubra de punta a punta,

y en mobiliario, millones,

porque a los nuevos ministros

nos enloquecen los sillones.

Ya que no pude llegar

al pasillo de los oscares

voy a tener  alfombra roja

aunque les den tiritones.

Así son estos gerentes

encargando a sus amigos

los negocios necesarios

p’a recortitos y recortones.

Ellos que tanto leseaban

por sobresueldos ratones

en la pura reconstrucción

robaron catorce melones

de dólares, no de pesos,

p’a eso somos campeones

lo aprendimos del tatita

y los milicos frescones.

Dónde está doña Juanita,

don Lucho, póngase pantalones

p’a que  en su sitio pongamos

a estos nuevos ladrones.

Les cuento que los deudores

de deudas hipotecarias

han hecho sobre su historia

cuenta nueva y mil borrones

porque doña udi ha dejado

de pagarles los patacones

pa’ que actuaran  en reuniones

ahora que cambiaron roles.

Nuevos actores, nuevos papelones

pero iguales los guiones.

Lo peor es que ahorita

ganan más los que más tienen

y nosotros, los pailones

‘stamos igual de ratones.

Para decidir si el pobre

comerá con dos cincuenta

 prohombres de planificación

se embolsan  más del millón.

Dos, tres cuatro y con yapa

quién sabe cuánto el ministro

lo importante es que no falte

para el traguito en el bistro.

Además de este asunto, delicado

torvo y fino ha resultado

el culo del señor ministro

que requiere de otros tres

adjudicado en sillones

que no dañen sus calzones.

Como no resulta fácil

encontrar sillón tan caro

 supongo que algún amigo

la diferencia agarra sin tino.

No hay salú con estos giles

mire que andar arrojando

gas pimienta a los pedestres

y el auto encima a los inocentes.

Es que  habíamos olvidado

las veloces caravanas

en que volaban los oficiales

vestidos en tenida de gala.

Pero claro, son los mismos,

no debemos olvidar

que hace tiempo en Chacarillas

ante el malvado  fueron a inclinar.

Hasta cuando soportamos

el estilo de la Yaqui

que en Concepción ha dejado

el peor de los desastres

ni siquiera el maremoto

con su mano se compara

y por supuesto que menos

el simulacro’e tsunami.

Tanto niñito mimado

viviendo la cincuentena

lo peor es que los lindos

se creen iluminados

y para poder ver sus luces

la de Chile han apagado

a ver si en la oscuridad

algo mejor se ha notado.

Así que vamos los otros

desplazándonos a tientas

en este mar de ocurrencias

del grupo desatinado.

Paciencia pido, chilenos

pero no nos conformemos

porque lo único claro

es qu’ algo mejor merecemos.

Todos a felicitar

al toni de la gran jeta

el mismo que de hace un año

nos tiene hundidos en jetta.

Reaccionó como estrella

al terremoto nipón

la próxima vez, pidió,

avísen con anticipación

para ver si los milicos

de cualquier institución

se levantan tempranito

y se ponen en acción.

Es que ahora los muchachos

ya no tienen ocasión

de dañar a la concerta

sólo juegan al paco ladrón.

Extraño lo de la armada

que antes no vio maremoto

pero que con cuatro gotas

ayer casi se va de poto.

Con helicóptero no hay problema,

total yo tengo mi propio

el lío es que vengan los pacos

a traerme gasolina un poco.

El terremoto en Japón

nos revela con los hechos

que sorprende aún al campeón

en hacer todo derecho.

Está claro que l’alianza

se aprovechó sin vergüenza

del drama que nos asoló

pa’ destrozar al gobierno.

Y ahí continúan pidiendo

la cabeza de Carmencha

y si  pudieran también

la de la ex presidenta.

Ay de tipos inmorales

y que se viven quejando.

P’a acusar  a la concerta

de to’o lo que está pasando.

En sus sucios cuchitriles

se la pasan inventando

toda clase de denuncias

p’a acabar al adversario.

Aunque sin duda señores

la más ridícula es esta:

la concertación culpable

de no controlar temblores.

Advierto a la concertación

de andarse con mucho tino

seguro se las arreglarán

para culparlas del sismo.

Lo más terrible de todo

es que ya en el mundo entero

han visto que nuestra jetta

es de un contagio severo.

Sería muy previsorio

confinarlo en el terruño

y prohibirle las giras

que reparten el microbio.

Miren que tipo tremendo

capaz de esparcir el daño

por to’o lo ancho y ajeno

antes de cumplir un año.

Ahora yo me aprovecho

de acusarlo de no poco

pa’ que sepan estos tipos

lo molesto que nos supo.

 

Para su casa ha marchado

el alcalde fatigado

el papel encomendado

le quedó grande al citado.

Y por supuesto al instante

de esto se han aprovechado

los desconocidos de antes,

los viejos aprovechados.

Para la próxima vez

Dios nos pille confesados

y qu’el actor nominado

su rol haya practicado

para que su dama esposa

mejor se quede en la casa

y la renuncia presente

de manera más honrosa.

En cuanto al beneficiado

es de esperar que se marche

a lo profundo del bosque

do su figura se opaque,

puesto que tiene yayitas

tantas como el innombrable

fue sacado de la misma bolsa

en que la udi guarda sobrantes.

Debe ser porque sin duda

aparte de ricachones

buena gente no posee,

solo plata en sus colchones.

A prepararse chilenos,

estos años serán duros,

tanto tiempo sin recursos

les puso el pellejo duro

y corren a saturarse

de puestos y de ganancias

porque de poder y plata

no se aguantaban las ansias.

Además, malas noticias

regresó el niño símbolo

munido de saco de erratas

y betún para zapatos.

Mucho cuidado vecinos

de rincones solitarios

miren que se sabe de algunos

que con largueza ha regado

y ahora que viene de Europa

a ver si manda’ achicar su ropa.

Este día tan granado

hoy yo quiero recordar

a tantas que ya murieron

porque no sabían amar.

Es que pusieron los ojos

en el hombre equivocado

y hallaron cruel asesino

que debiera ser colgado.

Un día aprenderán los machos

que no somos una cosa:

ni un ángel, ni una perla

ni una delicada rosa.

Puede que entonces descubran

que no pueden encerrar

la mujer por más que quieran

ni mucho menos, matar.

Que allá en la India lejana

no escondan tras de persianas

aquella pobre indefensa

cuya cara fue quemada

por los celos, por la rabia,

por tanta razón inhumana.

¡Suerte qu’el hombre de veras

por los otros da la cara!

Me duele en la misma alma

tanta niña mancillada

mientras el maldito pasa

como por tierra arrasada.

Deben de saber ustedes

lo que ocurre en Guatemala

donde el crimen de la amada

se oculta tras falsa calma.

Y si vierais en Madrid,

que’s capital europea

donde los hombres  muestran

de sus caras, la más fea.

Aquí en nuestra propia tierra

el salvajismo campea

y hasta a una hijita han echado

del horror de un piso octavo.

¡Ay mi niña, no te mueras

cargando tan triste pena

que nadie tiene la culpa

de nacer de un hijo’e perra!

Tampoco las dos gemelas

que por ahi andan buscando,

si no es mía, sentenció el maldito,

me llevo estos pajaritos.

Vaya otro llanto dolido

por la pobre Madeleine,

bestias de interior podrido

le robaron su vivir.

Ojalá desde este día

ni una otra mujer viera

que la sangre de su hija

un canalla la virtiera.

Mientras el opulento juega

al cruzado en tierra santa

le recuerdo que las alzas

al pobre chileno espantan.

Entretanto los cruzados,

esos de la camiseta blanca,

que viven las condes arriba

de la cordillera misma,

se restriegan ambas manos

del puro gusto y la holganza

mientras caen las monedas

en sus gordas faltriqueras,

ni a contar siquiera alcanzan

antes que’n Santiago llueva.

Se nos viene un nuevo otoño,

pagos, deudas, hipotecas,

el pobre chileno que alega

a ver si en Linea Directa

lo rescatan del expolio

legal que hoy nos afecta

descubre que la respuesta

siempre resulta sordera.

A prepararse chilenos,

será este un año duro

y los más de nuestra gente

sólo tomarán te puro.

Se vienen nuevas gabelas,

se arrebatan las ayudas,

que la cenabast se muera

y el pobre beba salmuera.

Ya no hay plata en La Moneda

para ayudar a los flojos

que reclaman bono marzo

y andan contagiando piojos

a to’os los hombres de bien

que, como los larraines,

en Chile sólo son cien.